Durante su luna de miel en Turquía tendrá la oportunidad de descubrir la belleza del Mar Negro y visitar el monasterio de Sumela, fundado en el siglo IV, único por su belleza y envergadura.

Este país tiene mucho que ofrecer a los recién casados, pero sin duda, la mayor manera es ir y descubrirlo por uno mismo.

¿Sauna o aurora boreal? ¿Una excursión en las montañas a través de hermosos paisajes o bien una caminata por un desierto blanco envuelto en un silencio impresionante, donde solo se escucha el ruido de los patines de hielo y los esquíes?

Todo esto y más es lo que te ofrecerá una luna de miel en Finlandia!