Foto de todos los invitados a una boda

Te han invitado a una boda y no quieres meter la pata. Quieres causar una buena impresión y ayudar a los novios a disfrutar al máximo de este día tan especial. Si quieres saber cómo ser una invitada perfecta en una boda, sigue leyendo.

1. Olvida el blanco. Tu vestido no debería incluir el color blanco, ni un color parecido (como el beige). Tu amiga es la protagonista y el blanco será su color por un día.

2. Que tu vestido no llame demasiado la atención. Como es el día de tu amiga, asegúrate de que su vestido sea el protagonista y que el tuyo, aunque te quede muy bien y resalte tus gustos y tu personalidad, no capte todas las miradas.

3. Acierta al elegir tu ropa. Un vestido largo solamente es ideal para las bodas que se celebran de noche, si bien no deberá llegar al suelo. Luce un vestido corto (o un mono o pantalones) si te han invitado a una boda de día.

4. Confirma pronto tu asistencia. En cuanto estés segura de que podrás asistir a la boda a la que has sido invitada, avisa a los novios de que estarás disfrutando con ellos durante este día tan especial. Avisar con antelación ayuda a la pareja a organizarse sin estrés.

5. Sé puntual. Evita causar problemas a los novios, y llega a tiempo a la celebración. No recomendamos, sin embargo, llegar pronto.

6. Con moderación. No hables demasiado alto, no bebas por demás y sé amable con todos los invitados.

7. Los zapatos, que sean cómodos. Si disfrutas al máximo, los demás también se lo pasarán genial pues el buen humor siempre es contagioso, sobre todo en una fiesta. Por preciosos que sean esos tacones que has visto hace poco en un escaparate, asegúrate de que puedas bailar con ellos.

Los zapatos de las invitadas

Foto de judypak.com via buzzfeed.com